Recomendaciones para disfrutar de viajes agradables

Cada temporada vacacional se incrementan los coches en las carreteras, es necesario tomar previsiones para evitar percances, revisar las condiciones del motor, frenos y limpiadores, estado de las ruedas y niveles de aceite y anticongelante para evitar desperfectos y sorpresas innecesarias durante el viaje.

No utilizar el teléfono móvil mientras se conduce para evitar riesgos para la vida de conductores, pasajeros y peatones. No beber cuando se va a conducir porque aumenta el riesgo de accidentes al reducir el tiempo de reacción. Parar cada dos horas permite conducir mejor y sin contratiempos.

Es preferible viajar de día para disfrutar de la comodidad de ver mejor, cuando se debe conducir con lluvia existen más riesgos, es una de las mayores causas de accidentes, la visibilidad se reduce y el pavimento mojado representa un peligro si no se disminuye la velocidad. A mayor velocidad menos visibilidad cuando se conduce bajo la lluvia.

Hay que evitar adelantar otros coches para evitar que los neumáticos no puedan estabilizarse a causa de la gran cantidad de agua que hay en la ruta. Reducir la velocidad cuando se está en presencia de charcos ya que frenar puede ser contraproducente, al igual que cambiar la trayectoria bruscamente, se puede perder la fuerza en el volante.

Evitar que los cristales se empañen y la impaciencia ante atascos, es parte de la dinámica vacacional. Hay que controlar la velocidad y conducir a la recomendada. Todo conductor debe tener sus sentidos en la carretera, las bebidas con cafeína ayudan a estar concentrado.

Sugerencias para conducir de noche sin riesgos

Muchos españoles prefieren viajar de noche e incluso, cuando tienen planificados viajes de larga distancia, consideran que son desplazamientos que pueden hacer con menos tráfico que cuando conducen de día, especialmente en temporadas altas de turismo.

Pero, en muchas ocasiones pueden aumentar los riesgos por cansancio o falta de visibilidad y los datos de expertos han indicado que en Europa durante el verano los accidentes automovilísticos que se presentan en la noche pueden ocasionar más víctimas mortales, por factores relacionados al consumo de alcohol y narcóticos.

Quienes prefieren o tienen que conducir de noche deben estar seguros que el sistema de encendido de luz de cruce funcione perfectamente para que puedan ser vistos a la distancia. También, estar conscientes de que se reduce la percepción visual y se precisa de mayor concentración para divisar las señales y peatones en la ruta. Los faros LED son ideales para aumentar la visibilidad.

El cuerpo humano está diseñado para descansar en horas de la noche, ante la fatiga, bostezos, cierre involuntario de ojos y otras señales de sueño es preferible no conducir o detenerse en un lugar seguro. Descansar unos minutos cada dos horas o entre 150 y 200 kilómetros de ruta es una buena medida preventiva en la carretera.

La distancia de seguridad entre coches es una manera de asegurar buenas condiciones de frenado y de adherencia, ya que permite tener un lapso de tiempo para reaccionar ante un evento inesperado en la vía y evitar cualquier riesgo al conducir con mayor precisión.

Tips para garantizar el funcionamiento adecuado de los neumáticos

Actualmente se puede encontrar una gran variedad de marcas de neumáticos en el mercado, muchas de estas marcas cuentan con la certificación de organismos especializados que las ubican en un ranking de acuerdo a características básicas tales como durabilidad, niveles de frenado en distintos terrenos, ahorro de combustible y niveles de ruido.

Sin embargo no basta contar con neumáticos de excelente calidad, es necesario realizar el mantenimiento adecuado para que funcionen de forma óptima y se pueda disfrutar de las excelentes prestaciones que ofrecen; seguidamente dejamos algunos tips básicos que son de gran ayuda:

  • Revisa los neumáticos del coche al menos una vez por semana, se recomienda hacerlo cuando estén fríos, se debe hacer una revisión visual para ver no se les haya incrustado algún objeto metálico y verificar que se estén desgastando adecuadamente, también hay que medir que tengan la presión de aire recomendada por el fabricante y función del peso de pasajeros y equipaje que cargue.
  • Los neumáticos cuentan con un medidor de profundidad del dibujo que indica el desgaste, el límite es de 1, 6 mm, cuando se alcanza es necesario cambiarlos, ya que los cauchos gastados incrementan notablemente la distancia de frenado y aumentan el riesgo de aquaplaning.
  • Por lo menos una vez al mes hay que revisar que los neumáticos no muestren signos de desgaste desigual, lo cual puede ser causado por la presión de inflado inadecuada, falta de alineación de la dirección o daños en el tren delantero, esto puede ocasionar que los cauchos se dañen en forma prematura y se tengan que cambiar.