Entradas

,

Consejos para ser un buen taxista en Empuriabrava

Hacer recorridos todos los días para buscar los pasajeros requiere de una buena actitud y profesionalidad para cumplir con las expectativas de los clientes y lograr que este trabajo sea rentable como para asegurarse ingresos fijos mensuales, en condiciones de normalidad. Un taxista tiene un trabajo de mucha responsabilidad, debe ser respetuoso, honesto y tener un vocabulario adecuado.

Es una profesión que la ejercen bien las personas que tienen empatía para atender a sus clientes, que conocen las rutas de su ciudad, tanto trayectos céntricos como los más largos. Además, los taxistas deben ser muy prudentes, en el trato con el público y al conducir. También, al tratar con otros conductores y con todas las autoridades competentes en materia de tránsito, para prevenir todo tipo de inconvenientes.

Los taxistas deben prestar un servicio excelente a sus pasajeros para lograr tener clientes fijos y recomendaciones sobre la calidad de su transporte privado. En su atención de cada uno de sus usuarios deben iniciar por aplicar las normas de cortesía y además, cumplir con todas las normas para ejercer su profesión cumpliendo con la política de su empresa y con los requisitos para prestar servicio de taxi en su ciudad.

Por otra parte, hay detalles muy importantes para lograr ser un buen taxista, como cuidar la apariencia personal ya que es clave para que los pasajeros tengan confiabilidad. La presentación del taxista y del auto es muy importante para los pasajeros, un vehículo en buen estado y pulcro con buen olor, es la mejor opción.

La música o emisoras y su volumen que se colocan en el taxi influyen en la calidad de atención, es mejor preguntarle al pasajero. Muchos pasajeros quieren conversar y conocer más de la ciudad, estar informado sobre la actualidad y cobrar tarifas justas, llena las expectativas.

Recomendaciones para disfrutar de viajes agradables

Cada temporada vacacional se incrementan los coches en las carreteras, es necesario tomar previsiones para evitar percances, revisar las condiciones del motor, frenos y limpiadores, estado de las ruedas y niveles de aceite y anticongelante para evitar desperfectos y sorpresas innecesarias durante el viaje.

No utilizar el teléfono móvil mientras se conduce para evitar riesgos para la vida de conductores, pasajeros y peatones. No beber cuando se va a conducir porque aumenta el riesgo de accidentes al reducir el tiempo de reacción. Parar cada dos horas permite conducir mejor y sin contratiempos.

Es preferible viajar de día para disfrutar de la comodidad de ver mejor, cuando se debe conducir con lluvia existen más riesgos, es una de las mayores causas de accidentes, la visibilidad se reduce y el pavimento mojado representa un peligro si no se disminuye la velocidad. A mayor velocidad menos visibilidad cuando se conduce bajo la lluvia.

Hay que evitar adelantar otros coches para evitar que los neumáticos no puedan estabilizarse a causa de la gran cantidad de agua que hay en la ruta. Reducir la velocidad cuando se está en presencia de charcos ya que frenar puede ser contraproducente, al igual que cambiar la trayectoria bruscamente, se puede perder la fuerza en el volante.

Evitar que los cristales se empañen y la impaciencia ante atascos, es parte de la dinámica vacacional. Hay que controlar la velocidad y conducir a la recomendada. Todo conductor debe tener sus sentidos en la carretera, las bebidas con cafeína ayudan a estar concentrado.